domingo, 9 de agosto de 2009

Adicción en la red

Me he vuelto, de nueva cuenta, adicto a Facebook. No en la misma medida en que llegué a serlo hace un par de años ni por las mismas razones, pero cada que me conecto a Internet termino entrando a FB. La razón es sencilla: Biotronic.

Se trata de un juego en el que deben moverse fichas de distintos colores para formar líneas horizontales o verticales de al menos tres piezas. Suena absurdo, pero es uno de esos juegos que implican, a mi parecer, cierto reto a mi destreza. Puede tratarse de una obsesión por ganar puntos, superar mi record y el de los demás. Lo mismo llegó a pasarme en distintos momentos con juegos o pequeños tests de IQ, que me resultaban divertidos y estimulantes.

Como dije en el post anterior, recobraré mis tiempos de lectura, y para ello deberé dejar de lado Biotronic -al menos en cierta medida-. Será un duro golpe, pero así debe ser. Adiós Bio (así lo llamaré de cariño de ahora en adelante). Pasaré a visitarte de vez en cuando.

1 comentario:

Ruy dijo...

No te preocupes... Yo también me he vuelto adicto al Facebook y al Twitter... Sé que son demonios de la era digital, pero aún así debo admitir que me la paso muy bien usándolos...